Blogia
Psicoalba

Aspectos psicológicos de las lesiones

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Hablar de lesiones para quienes practican habitualmente deportes o actividad física es entrar en un tema incomodo e ingrato. Sin duda a medida que nos vamos sintiendo mejor con el ejercicio físico son muchos los aspectos personales que se ven fortalecidos, la apariencia personal, la interacción social, sentimientos de alegría y satisfacción, entre muchos otros. Sin embargo, es preciso que cada deportista tenga en cuenta que a medida que aumentan sus cargas de entrenamiento, es decir, horas dedicadas a la práctica, cantidad de ejercicios, intensidad de los mismos, se irá acercando a una delicada línea entre la lesión (daño, malestar) y el estado de fortaleza óptimo (salud). De esto saben muy bien los deportistas de nivel competitivo o de elite. Cuantas veces a lo largo de sus carreras deportivas han visto truncado excelentes preparaciones por la aparición de lesiones.

El dolor físico que puede llegar a sentir un atleta es sólo una parte muy pequeña del dolor que deberá pasar a lo largo del proceso de rehabilitación. El dolor psicológico causado por una lesión y sus consecuencias relacionadas con la pérdida temporal o permanente de la continuidad de sus entrenamientos y competiciones puede ser mucho más devastadora que una rotura de ligamentos, que una contractura muscular o una rotura de huesos. Por esto es preciso que el malestar psicológico se oriente adecuadamente o si no corremos el riesgo de afrontar un proceso lento e incompleto de recuperación. Asumir conductas preventivas que se transformen en hábitos y en estilos de vida saludables son aspectos cruciales para evitar el surgimiento de lesiones. Por otro lado, en el proceso de rehabilitación, el apoyo de los padres y el entrenador es un factor clave para acelerar la mejoría y disminuir la angustia  mental del atleta.

A modo personal, al iniciar cualquier intervención en psicología del deporte me interesa conocer cuales son los significados de los propios atletas, es decir como construyen su realidad, por lo tanto, resulta de vital importancia distinguir las principales funciones que desempeña el deporte en la vida de los atletas y a que nivel ven afectado su mundo cuando deben mantenerse fuera de acción producto de una lesión, De este modo siguiendo la línea de análisis del Doctor Alan Goldberg, hacemos referencia a lo siguiente. El deporte puede llegar a significar……

Afecta el sentido de Identidad.- Si eres un atleta profesional, un deportista de nivel competitivo que dedica muchas horas al entrenamiento en tu deporte, o un deportista amateur cada vez más comprometido con la actividad, es probable que el deporte se haya convertido en parte integral de lo que ERES. Las horas invertidas, el sacrificio experimentado no es en vano, por tanto la definición que haces de tu persona es la de un Deportista, en consecuencia se ve afectada la construcción de tu sentido de Si mismo.  Se trata de cómo te ves y como te ven los demás. Así, si eres corredor, nadador, futbolista o ciclista, la actividad pasa a ser lo que haces y lo que eres.

Se transforma en fuente principal de Autoestima: Muchos deportistas experimentan su práctica como aquello donde realmente se sienten competentes y gratificados con el aprecio o el reconocimiento de lo demás.  El autoestima (cuanto me aprecio) y el autoconcepto (qué opinión tengo de mi) se ven fortalecidos y serán factores determinantes del mantenimiento de la motivación, la autoconfianza, y de la adherencia al entrenamiento. El disfrute y la satisfacción personal, el dominio de habilidades nuevas, la superación de obstáculos cada vez más difíciles son pruebas concretas de que el trabajo duro esta dando frutos, por tanto puedes llegar a sentirte progresivamente más fuerte, más contento, más saludable.

Es un modo constructivo de hacer frente al estrés: Son muchas las investigaciones que señalan que el ejercicio físico contribuye a regular de mejor forma el estrés de la vida cotidiana. Quienes no cuentan con “válvulas de escape” corren el riesgo de sufrir una serie de patologías físicas y psicológicas que empeoran la calidad de vida. No hay absolutamente ninguna duda de que el ejercicio físico bien planificado ayuda a manejar mejor el estrés de todo tipo. Desde un punto de vista psicosocial, muchos atletas descubren que su participación en el deporte es una forma constructiva para escapar del estrés de una familia disfuncional o de un contexto de deprivación, en distintos sentidos. El deporte les ofrece una manera segura y constructiva para canalizar sus frustraciones y orientar sus metas En esta misma línea, el deporte puede convertirse en el vehículo de la movilidad social, ya que, se pueden obtener becas, se abre la posibilidad de conocer otras culturas, incluso se puede convertir en una actividad profesional.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres