Blogia
Psicoalba

psicología y sociedad

 La psicología

  es la ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y los procesos mentales

La psicología moderna es esencialmente la psicología norteamericana. La profesionalización trae consigo la conciencia de identidad a la hora de definir un campo, y el control sobre quien puede considerarse miembro del mismo.

Establecer una organización como la APA significa establecer criterios de pertenencia.

Se induce al gobierno a reforzar las leyes, emitiendo licencias para los solicitantes que reúnan los criterios para ser considerados "psicólogos" y persiguiendo a aquellos que falsamente practican la psicología.

La fundación de la APA tuvo lugar en un periodo de importantes cambios en la vida americana.

Los años entre 1890 y la Primera Guerra Mundial fueron críticos en la historia de EE.UU.

Alrededor de 1920, toda esta realidad había cambiado, EE.UU. se había convertido en una nación-estado, unida por la tecnología y con una cultura común.

La urbanización fue parte de este cambio. Mientras que en el año 1880 sólo el 25% de la población vivía en ciudades, alrededor de 1990 ya residía en ellas el 40%.

Esta tendencia ha seguido aumentando rápidamente. Una ciudad no es una comunidad aislada, es una inmensa acumulación de extraños.

El traslado de los habitantes de las granjas y los pueblos a las ciudades produjo cambios psicológicos que demandaban nuevas habilidades.

El ferrocarril trajo a los inmigrantes rurales a la gran ciudad; y también permitió llevar a los granjeros y a los habitantes de los pueblos los productos de las ciudades.

Antes, la mayoría de los hombres y mujeres pasaban sus vidas en el pequeño radio que podían abarcar en un paseo de unas pocas horas de duración, ahora, el tren les conducía a inmensas distancias, y el autobús los llevaba al centro de la ciudad cada día para trabajar o comprar.

La movilidad liberó a las personas de lo que constituían los asfixiantes límites de la vida en una pequeña localidad.

De forma general, hoy aceptamos que los años entre 1892 y 1896 marcaron el comienzo de la era moderna, y que fueron especialmente caóticos e inquietantes.

El pánico de 1893 inició una depresión de importantes proporciones que duró cuatro años, trajo consigo no solo el desempleo sino sublevaciones e insurrección.

El "año terrible" de 1894 a 1895 contempló 1394 huelgas.

Este tumulto desembocó en la crisis y elecciones de 1896.

Uno de los candidatos, William Jennings Bryan, fue la voz del populismo.

Su oponente era William McKinley, republicano.

Bryan era la voz del pasado mojigato. McKinley representaba el futuro inmediato, este último ganó las elecciones por un estrecho margen, evitándose así la revolución; reforma, eficacia y progreso se convirtieron en las consignas del día.

A partir de 1896, los psicólogos participaron con fuerza en la consecución de estos tres nobles fines.

Las discusiones, al principio de la APA, originaron un tema importante y propio de los tiempos que corrían: la defensa de la vieja psicología frente a la moderna.

Aunque Ladd había realizado grandes esfuerzos por introducir la nueva psicología en EE.UU., rechazó aquello en lo que se estaba convirtiendo. Se opuso a la concepción fisiológica y de la ciencia natural de la psicología y defendió el dualismo espiritualista.

Otros partidarios de la vieja psicología como Larkin y Dunton defendieron la vieja psicología como la "ciencia del alma", proveedora de la clave de la "educación moral".

Lo mismo que Bryan y su oratoria de predicador, Ladd, Dunton y la vieja psicología representaban el mundo desaparecido de la América rural y pueblerina basado en tradicionales creencias religiosas.

La psicología escocesa del sentido común se creó para defender la religión al aferrarse a ella los fundamentalistas.

La vieja psicología contaba con el alma y enseñaba los viejos valores morales de una cultura americana.

Esta década de 1890 fue "la edad de lo nuevo".

El mañana pertenecía a los psicólogos jóvenes, uno de sus líderes fue el estudiante americano de Wundt, Cattell, que llegó a ser el cuarto presidente de la APA.

Cattell describió la nueva psicología como una ciencia cuantitativa que avanzaba con rapidez.

Reclamó que la psicología experimental alcance amplias aplicaciones prácticas. La nueva psicología, a diferencia de la vieja, estaba en consonancia con los tiempos.

Tras la crisis de 1896, la reforma, la eficacia y el progreso eran los valores que impulsaban al principal movimiento social y político, el progresismo.

Los progresistas eran profesionales de la clase media que buscaban reinar en la rapaz aristocracia americana (los Robber Barons) y las desordenadas masas de inmigrantes urbanos.

Los progresistas veían a las masas urbanas como víctimas explotadas por corruptas maquinarias políticas, que comerciaban con votos a cambio de favores y controlaban los servicios imprescindibles para los esperanzados inmigrantes.

Los progresistas buscaban el establecimiento de un gobierno profesional, experto y desinteresado, es decir, su propio gobierno.

Las organizaciones políticas eran una respuesta orgánica y adaptativa a las enfermedades urbanas, para los aturdidos inmigrantes estas organizaciones se ofrecían como un intermediario útil entre ellos y su nueva sociedad.

Pero los progresistas racionales de clase media sólo veían la corrupción y manipulación de víctimas desamparadas a manos de políticos que sólo servían a su propio beneficio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Cele -

El artículo debéis adaptarlo al esquema pedido:
Introducción, información resumida del contenido.
Desarrollo del contenido, la información si procede de más de una fuente de información, mejor (en vuestro caso procede de una única fuente, una página web) que debéis poner, esto debe hacerse por cuestiones de ética y respeto al trabajo de otros.
Y por último debéis realizar una valoración personal del artículo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres