Blogia
Psicoalba

Psicología,Salud e Infancia

Psicología,Salud e Infancia

-Hoy vamos a hablar de los castigos y premios infantiles.

¿Premiar a los niños?

Cuando hablamos de “premios” todo el mundo piensa en algo material, pero no es así. Premiar no es otra cosa que reforzar una conducta de manera positiva con una caricia, un piropo, un abrazo…

Es cierto que a veces hay que acudir a premios materiales, sobre todo cuando al niño se le pide que empiece a hacer algo por primera vez. Pero, por lo general, una sonrisa o una frase de apoyo son refuerzos que bastan para fijar el comportamiento: el niño repite la acción porque le estás diciendo que está bien, porque tú eres su referente de autoridad.

¿Y en cuanto a los castigos?

Igual que se debe premiar una buena conducta para que se repita, hay que castigar o ignorar una mala para que se extinga. Los castigos y los refuerzos son complementarios, si sólo se castiga o sólo se refuerza el sistema no es eficaz.

Los castigos son muy importantes y muy difíciles de poner: a veces los padres los utilizan como último recurso, cuando no saben qué hacer; otras, sin embargo, abusan de ellos. Hay que encontrar un punto medio. Para conseguirlo, quizá baste con saber que castigar no es siempre imponer al niño que haga algo que no le gusta; no prestarle atención cuando tiene una rabieta, por ejemplo, también es un castigo para él.

  • Para terminar vamos a añadir un articulo sobre los errores que debemos evitar en la educacion de los niños.

Por ejemplo, poner muchas normas y ser demasiado rígidos: está demostrado que los hijos de padres autoritarios son muy dependientes, necesitan que les digan todo el tiempo lo que deben hacer y tienen pánico a equivocarse. En cambio, dejar que el niño haga las cosas solo, que se equivoque, le ayuda a aprender.

En el otro extremo, ser demasiado laxo tampoco es bueno: si el peque no tiene límites corre el riesgo de sufrir ansiedad y problemas de autoestima en el futuro. Y mantener un estado de ansiedad en el tiempo favorece la aparición de miedos y fobias, crea en la persona una tendencia a la evitación de situaciones o a la agresividad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres